El patinador Nathan Chen se atreve con 6 saltos cuádruples

Nathan Chen, de dieciocho años, consiguió en las pasadas olimpiadas, realizar seis saltos cuádruples en solo una rutina, algo que nadie había logrado antes.   

Todos estos saltos los realizó con eficacia y simplicidad como uno de los especialistas, demostrando la misma capacidad que lo convirtió en dos ocasiones en campeón de patinaje artístico estadounidense. 

Fue un final asombroso para su más reciente participación competitiva en los Juegos de Invierno de 2018. Después de que Chen acabara su patinaje libre (que salió al aire el viernes durante la noche en los Estados Unidos), la multitud en el Gangneung Ice Arena de Corea del Sur rugió a sus pies con una ovación parado mientras parecía claramente satisfecho, inclusive aliviado, en la mitad de la pista.  

La medallista de oro Tara Lipinski, hablando para la NBC, declaró:”Es sobrehumano”. Desviándose de su rutina planeada (y, ha dicho, sin decírselo primero a su entrenador), Chen decidió agregar el sexto cuádruple antes de tocar el hielo.  

No tenía nada que perder “, les ha dicho a los periodistas. “Ya había cometido miles de fallos. Si cometo unos cuantos fallos en un largo tiempo, que de esta forma sea.  

Tomé la decisión de ir a por ello”.  “Honestamente, sólo pretendía irme de aquí satisfecho con lo que he hecho, y lo estoy.”   

Chen aterrizó limpiamente en cinco de los seis saltos cuádruples y bamboleó el aterrizaje en otro, poniendo una mano sobre el hielo, pero aún cabía en las 4 rotaciones antes de tocar el suelo.  

Una actuación tan intensa le valió una puntuación de 215,08, que sumada a su corta y media puntuación de 82,27 en el programa, le dio a Chen un total de 297,35 puntos en la prueba masculina, lo bastante fuerte para el puesto número 1, aunque por último cayó a la quinta posición.  

En el final, el japonés Yuzuru Hanyu se alzó con el 1° puesto, convirtiéndolo en el primer medallista de oro masculino en bastante más de 60 años.  

Le siguieron Shoma Uno, además de Japón, Javier Fernández de España y Boyang Jin de China. Juzgado solo por el patinaje libre, no obstante, Chen se clasificó primero. Se perdió el podio sólo gracias a los resultados tan débiles en el programa corto del viernes.  

Su segundo programa más extenso lo catapultó desde la 17ª posición a la 5ª, y en el transcurso de un tiempo tuvo a los espectadores preguntándose si conseguiría un puesto en el podio. 

Deja un comentario